Audífonos de conducción ósea

El sonido se propaga en el aire hasta el tímpano y luego es transformado en vibración mecánica por el sistema timpano-osicular. Si este proceso se ve impedido por alguna razón, entonces debemos recurrir a ayudas auditivas basadas en la conducción ósea. Utilizando las propiedades naturales de conducción del hueso, ellas permitirán eludir el paso de la información a través del oído externo y medio, estimulando directamente las células sensoriales de la cóclea.

Anteojos protésicos basados en la conducción ósea

Funcionamiento

El micrófono, el procesador y el vibrador se distribuyen a lo largo de las patillas de un par de anteojos. El micrófono captura el sonido y lo transmite como una señal eléctrica al procesador. A continuación, la señal tratada y amplificada excita un vibrador ubicado en la parte posterior sobre el hueso mastoides. El vibrador equivale a un audífono en el que su membrana hubiera sido reemplazada por una placa vibratoria que reaccionara a los impulsos de corriente eléctrica

Indicaciones

Esencialmente destinado a sorderas de transmisión, este dispositivo puede asimismo ser recomendado para sorderas de percepción o mixtas de severidad ligera a media, para las cuales los audífonos de conducción aérea no puedan ser prescriptos (aplasia del pabellón y/o del conducto externo, otorrea crónica, otoespongiosis avanzada, timpanoesclerosis, colesteatoma).

Ventajas e inconvenientes

La ventaja de esos sistemas reside en su carácter no invasivo y en la facilidad de su instalación. Por el contrario, el tratamiento del sonido, la banda de frecuencia operacional y la potencia del vibrador son limitados. Además, la eficacia de estos dispositivos depende fuertemente de la superficie de contacto con el hueso, el espesor de la piel y la firmeza del ajuste a veces resulta insuficiente.

Audífonos con anclaje al hueso

Funcionamiento

Un "tornillo" de titanio de algunos milímetros es alojado en el hueso mastoides. Este está constituído por dos partes: un elemento fijador anclado sobre el hueso sobre el cual se emplaza el pilar, que sobresale ligeramente de la piel. El micrófono y el microprocesador se posicionan sobre el pilar. De esta manera, el sonido transformado en vibración es transmitido directamente al oído interno a través del sistema "tornillo-pilar" que actúa como una pasarela para la información.

Indicaciones

Así como los anteojos protésicos de conducción ósea, el uso de un equipo convencional de conducción aérea será siempre privilegiado en caso de ser posible. De lo contrario, ciertas sorderas de transmisión o mixtas de grado ligero a medio pueden beneficiarse de esta estrategia. Está dirigido a adultos pero también a niños a partir de los 5 años, gracias a una interfase adaptada que asegura un mejor contacto entre el vibrador y el hueso.

También puede ser utilizada en la medida en que la cirugía del oído medio no pueda realizarse, o presente riesgos acerca de su eficacia. En fin, en el caso de una sordera severa o profunda, también puede ser utilizada en un sistema CROS para aportar información complementaria al oído sano contralateral.

Ventajas e inconvenientes

El pilar en titanio limita los riesgos de infección cutánea y su anclaje en el hueso limita las restricciones impuestas por el espesor de la piel, la superficie y la fuerza de contacto con ésta. De esta forma, el sonido restituido es de mejor calidad y la potencia aumenta.

Los inconvenientes mayores son la cirugía, aún cuando ella sea leve, y las precauciones a tomar para evitar las infecciones cutáneas. Además, la banda de frecuencias y el tratamiento del sonido son limitados a pesar de brindar una mejora.

Los implantes del oído medio

Funcionamiento

Como en el caso de los dos audífonos descriptos anteriormente, el sonido es captado por un micrófono externo y luego tratado por un procesador. A diferencia de éstos, la señal eléctrica transmite la información a un vibrador, que puede ser de dos tipos

  • Electromagnético : En la medida en que una bobina (en la cual se ha colocado un imán permanente) sea sometida a una tensión eléctrica, las fuerzas magnéticas generadas permitirán ponerla en movimiento. En efecto, en tanto que la corriente circule en un sentido, las fuerzas magnéticas empujarán la bobina hacia el exterior, e inversamente cuando la la corriente circule en la dirección contraria. Es el mismo principio que gobierna un parlante electrodinámico.
  • Piezoeléctrico : Un material piezoeléctrico presenta la propiedad intrínseca de poder deformarse cuando se encuentro sometido a un voltaje. De esta manera, gobernando la corriente que lo atraviesa, también se puede controlar su deformación y por ende, su vibración.

Estos vibradores pueden fijarse a puntos diferentes de la cadena osicular: martillo, apófisis del yunque, rama descendente del yunque (la más corriente) o incluso sobre un pistón una vez que se haya retirado el estribo. Así, la vibración inducida amplifica los movimientos naturales de la cadena osicular.

Indicaciones

En tanto y en cuanto un equipo convencional no pueda ser instalado, el implante de oído medio puede representar una alternativa. También ofrece una oportunidad de mejora para aquellos hipoacúsicos adultos que están afectados de sorderas de transmisión, percepción o mixtas bilaterales de grado medio a severo, y para las cuales el complejo timpano-osicular está íntegro.

Ventajas e inconvenientes

La amplificación de los movimientos naturales de la cadena osicular representa el principal interés de esta ayuda auditiva. Asimismo, mejora la restitución de las frecuencias.

Por el contrario, la mayor limitación es la cirugía necesaria para la fijación del vibrador sobre la cadena osicular, cuya integridad resulta esencial para garantizar la eficacia del implante.

Última actualización: 24/12/2014 07:53