Tratamiento de señales

La cóclea descompone la señal de la misma forma en que lo haría una serie de filtros paso banda. Esta parte describe en forma simplificada cómo el procesador de un implante coclear transforma la información acústica auditiva en una señal eléctrica que es transmitida a cada electrodo, a su vez respetando la tonotopía de la cóclea.

Tratamiento de señales

signal_01

La señal acústica adquirida por el micrófono (1) es amplificada (2), luego tratada por un conjunto de filtros (3) que la descompone en m bandas de frecuencia (m corresponde al número de electrodos intracocleares, es decir que 12<m<22, según la marca de implante).

signal_02

La salida de cada filtro pasa por un detector de envolvente (4). De esta manera, se estima en cada momento, la energía de la señal en cada banda de frecuencia. La adaptación del rango dinámico (5) tiene como finalidad el ajuste de la dinámica eléctrica de salida, a los umbrales de percepción del paciente (umbrales diferentes de detección T, y niveles diferentes de comfort C determinados durante el ajuste para los m electrodos). Finalmente, el procesador genera en forma continua impulsos de estimulación (6) proporcionales a la energía de la señal contenida en cada banda de frecuencia. Estas señales son, a continuación, transmitidas a la parte implantada y distribuidas entre los diferentes electrodos (7) respetando la tonotopía coclear. La banda de frecuencias más agudas es codificada por el electrodo más basal mientras que la banda de frecuencias graves es codificada por el electrodo más apical

Estrategia de codificación

A menudo, se privilegia la estimulación secuencial (no simultánea) de los electrodos para minimizar las interacciones entre electrodos vecinos. A fines de que la frecuencia de estimulación no se encuentre limitada por la activación sucesiva de m electrodos intracocleares, una estrategia de codificación de tipo n-of-m es empleada asiduamente.

Con este tipo de estrategia, los únicos electrodos activados durante cada ciclo de estimulación son los electrodos correspondientes a n bandas de frecuencia, que contengan el máximo de energía entre las m bandas de frecuencia existentes.

Tipo de estimulación

La estimulación eléctrica de una fibra nerviosa es tan eficaz, en términos de ahorro energético, como brutal. Por esta razón, la estimulación nerviosa se realiza generalmente a través de pulsos rectangulares.

Para evitar los fenómenos de polarización electrolítica, cada estimulación es generalmente bifásica, con polaridades inversas cuantitativamente equivalentes. La fibra nerviosa es sensible a la cantidad de energía entregada por segundo. Esta cantidad de energía depende del voltaje de la corriente y de la duración del intervalo de aplicación. Por lo tanto, modificando estos dos parámetros, se puede ajustar la intensidad de la estimulación.

Última actualización: 17/11/2016 17:32