Corteza auditiva: organización

La corteza auditiva en el ser humano es una región definida que constituye el 8% del total de la superficie de la corteza cerebral. Como era esperable se han identificado notables diferencias estructurales en la corteza auditiva de las distintas especies de mamíferos; esta son patentes incluso entre los primates superiores y los humanos.

Organización de la corteza auditiva

La corteza auditiva de los humanos, estudiada mediante resonancia magnética funcional, está subdividida en más de una docena de campos auditivos que rodean al gyrus de Heschl. Se localiza en: la zona superior del lóbulo temporal, donde su amplitud es menor que en otros mamíferos, continúa hacia atrás por el gyrus angularis y hacia el interior de la cisura de Silvio, donde coincide con los gyrus transversos de Heschl.
El área AI está situada en el tercio posterior del gyrus temporal superior (área 41 de Brodman), adyacente al área de Wernicke (W). La AI, que constituye la región central del cortex auditivo, recibe proyecciones directas de la vía auditiva ascendente; en concreto, desde la región ventral del cuerpo geniculado medial del tálamo.
El área auditiva secundaria AII, de ubicación más rostral en el lóbulo temporal, contiene el área 42 de Brodman.

aires-aud

P. Gil-Loyzaga

Esquema de distribución anatómica de la corteza auditiva

En una visión lateral de observa la distribución del área auditiva primaria (A-I) y secundaria (A-II) y hacia atrás la zona de Wernicke (W). Establece conexiones con el lóbulo frontal en áreas motoras del lenguaje (a), labios (b), mandíbula (c), lengua (d), laringe (e) y con el área de Broca (B). Una visión frontal permite identificar el A-I hacia el interior de la cisura de Silvio y zona de Heschl. 1 = Cisura interhemisférica. 2 = Cisura de Silvio. 3= Cisura de Rolando.

Estructura y circuitos en la corteza auditiva: organización columnar

Las neuronas de la corteza auditiva primaria y de la secundaria tienen un alto grado de conectividad y están organizadas funcionalmente en circuitos de tipo columnar, inicialmente descritos por Lorente de Nó. Las columnas del cortex auditivo reciben contactos de ambos cuerpos geniculados, por lo que todas las neuronas corticales son binaurales. Las columnas corticales binaurales funcionan con actividades de sumación y de supresión: las de sumación reciben aferencias similares procedentes de ambos oídos, con dominancia del contralateral, mientras que en las de supresión la dominancia es ipsilateral.

cortex-cells

P. Gil-Loyzaga

La organización de circuitos de la corteza auditiva humana

Cada neurona del cuerpo geniculado medial que proyecta a la corteza (C) genera un árbol de fibras (f-1) que se ramifica en horizontal (varios milímetros) dando contactos sobre muchas neuronas piramidales (B) y de los granos (C). Este sistema permite la amplificación de la señal procedente de la vía auditiva y un mejor análisis de su actividad. Las neuronas de la capa IV proyectan a piramidales de la capa III y desde ahí la información se distribuye a las otras capas (I, II, IV y V) de la corteza ipsilateral y a la AI contralateral (a través del cuerpo calloso). Las neuronas de la capa I proyectan a las de la capa II y estas a las de las capas V y VI. Las neuronas piramidales de las capas V y VI dan colaterales recurrentes a las capas III y IV respectivamente. Proyectan fibras eferentes (f-2) al cuerpo geniculado medial, y las de la capa V también al colículo inferior.

El neocortex humano presenta notables diferencias con el de otras especies, incluidos los primates, al contrario de zonas más bajas de la vía auditiva (tronco cerebral) que son muy similares. Por ello es más fácil extrapolar, entre animales y humanos, los datos de estructura o función del tronco cerebral que los del neocortex.
No obstante, la existencia de seis capas fundamentales corticales es similar en todos los mamíferos aunque puede haber diferencias sobre el tipo celular específico más frecuente. En la especie humana, las neuronas piramidales (incluidos todos sus tipos) son las más abundantes (85%) del cortex auditivo primario, el resto (15%) son multipolares o estrelladas. También se encuentran neuronas piramidales invertidas (de Martinotti) y las características células "en candelabro".
La mayoría de las fibras ascendentes proceden del cuerpo geniculado medial y hacen contacto sobre las neuronas piramidales de la capa IV, aunque también sobre otras capas. No obstante, esos contactos son sólo el 20% de las fibras excitadoras que proyectan sobre estas neuronas corticales, ya que el 80% procede de otras neuronas corticales ipsilaterales.

Última actualización: 12/09/2016 09:42